Copa menstrual: una opción cómoda y ecológica para esos días

He escuchado a varias mujeres quejarse de la resequedad vaginal que pads y tampones producen durante la menstruación. ¡Thanks God sólo son 4 o 5 días al mes! Algunas incluso sufren de alergias o infecciones frecuentes provocadas por los componentes de los desechables como aromas y blanqueadores. De hecho, esos químicos pueden afectar la flora […]

Bienestar

Una alternativa para vivir un periodo menstrual care free
Una alternativa para vivir un periodo menstrual care free

He escuchado a varias mujeres quejarse de la resequedad vaginal que pads y tampones producen durante la menstruación. ¡Thanks God sólo son 4 o 5 días al mes! Algunas incluso sufren de alergias o infecciones frecuentes provocadas por los componentes de los desechables como aromas y blanqueadores. De hecho, esos químicos pueden afectar la flora vaginal natural que justo protege de infecciones y que esos días, disminuye. La copa menstrual parece ser una estupenda opción no sólo para quienes sufren durante esos días, sino para las mujeres interesadas en tener una vida más ecológica, en ser amables con su cuerpo mediante alternativas más naturales y en dejar de hacerle el caldo gordo a los grandes corporativos que han instituido la cultura de lo desechable en prácticamente todos los aspectos de la vida.

Se trata de una pequeña copa hecha de látex de grado médico de unas 2 pulgadas de tamaño que se introduce en la entrada de la vagina -a diferencia de los tampones, que van más adentro- y que recoge el flujo menstrual. Puedes cambiarla cada 10 o 12 horas, desechar el líquido, lavarla y listo, volverla a usar. Y no es nada nuevo: las primeras copas menstruales se desarrollaron en los 30s, como los tampones, pero como entonces estaba mal visto “toquetearse” tanto, no se comercializaron.

Hoy que “toquetearnos” es parte de la vida, la copa menstrual puede ser el elemento que nos haga esos días más ligeros. No es necesario que cargues más de una, puedes dormir con ella puesta y no tienes que comprar una cada mes: la esterilizas, la vuelves a usar y puedes conservarla ¡por años! En esta cultura de lo desechable, ¿qué conservamos por años? A veces sólo los defectos.

Las hay de colores e incluso de tamaños, porque no todas somos iguales. No se asocian con el síndrome de shock tóxico, como los tampones y no generas basura que tarda años en degradarse (if so) como los pads. Eso sí: si tienes puesto un DIU lo mejor es que consultes con tu ginecólogo.

Puedes comprar la copa menstrual por Internet. Las marcas presentes en Estados Unidos son Lunette, Divacup y Keeper y cuestan entre $30 y $40.

Comentarios

¿Te gustaría recibir noticias como esta en tu email?

¡Suscríbete aquí y te las enviaremos a tu correo todos los días!

Recibe nuestras notas diariamente:

-TE PUEDE INTERESAR-

Cargando... Loading...