No toda la fatty food is bad

Es un impulso casi natural: leemos las palabras “fat”, “oil” o “grasa” y salimos corriendo; vemos las palabras “light”, “healthy” o “natural” y el efecto es exactamente el contrario. ¡Pobres grasas! Tienen tan mala fama… Lo peor del caso es que el rechazo a la fatty food no siempre está justificado y no siempre consumir […]

Bienestar

Mantequilla de almendra
La almendra evita que la grasa se fije en tu cuerpo. Foto: Shutterstock

Es un impulso casi natural: leemos las palabras “fat”, “oil” o “grasa” y salimos corriendo; vemos las palabras “light”, “healthy” o “natural” y el efecto es exactamente el contrario. ¡Pobres grasas! Tienen tan mala fama… Lo peor del caso es que el rechazo a la fatty food no siempre está justificado y no siempre consumir productos que ofrecen ser “sanos” es lo mejor.

En realidad, las grasas que son un verdadero problema para tu salud son las “trans” y las saturadas -de una hamburguesa con papas fritas sí debes huir-, pero las grasas naturales son elementos que ayudan a mejorar tu metabolismo e incluso sacian tu apetito.

Algunas fatty food de las que no debes huir son:

  • La almendra evita que la grasa se fije en tu cuerpo. Foto: Shutterstock

  • Puedes usarlo como aderezo o para cocinar. Foto: Shutterstock

  • Las semillas son buena fuente de grasas y proteínas. Foto: Shutterstock

  • Ayuda a acelerar tu metabolismo. Foto: Shutterstock

  • Consúmelo en chocolate amargo o las semillas tostadas.

Mantequilla de almendra: Según el International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders, la grasa de las almendras puede incluso ayudarte a perder peso. Por 6 meses el IJO realizó un estudio con dos grupos de personas: uno comió pocas grasas y otro, comía mayor cantidad de grasas, pero siempre almendras. Ambos consumían el mismo número de calorías. El segundo grupo perdió más peso que el primero y también redujo el tamaño de su cintura, porque los componentes de las almendras evitan que la grasa se absorba en el cuerpo.

Aceite de pepita de uva: Además de favorecer la digestión por sus propiedades antinflamatorias, contiene antioxidantes y ácido linoleico que ayuda a equilibrar el colesterol. También contiene omegas y dicen que hasta ayuda contra la celulitis. Una monada.

Cacao: Esta semilla también contiene muchos antioxidantes y ácido estéarico, que logra una mejor digestión. Si encuentras la semilla tostada, consúmela al natural, pero también puedes optar por chocolate amargo sin azúcar.

Aceite de coco: Hablamos ya de las maravillas del aceite de coco, pero por si hace falta convencerte te diremos que, según la American Society for Nutrition, ayuda a convertir rápidamente la grasa en energía, por lo que dispara tu metabolismo.

Semillas: De girasol, de ajonjolí, de calabaza no sólo son ricas en omega-3 sino también en fibra, por lo que serán tus consentidas si sufres de estreñimiento.

Comentarios

¿Te gustaría recibir noticias como esta en tu email?

¡Suscríbete aquí y te las enviaremos a tu correo todos los días!

Recibe nuestras notas diariamente:

-TE PUEDE INTERESAR-

Cargando... Loading...